Hoy hace un mes. Sí, han pasado 30 días desde que se acabó un gran evento, o quizás llevamos cuatro semanas de un nuevo periodo. Como ustedes quieran. Lo que para mí es indiscutible es que La Academia de Innovadores de Google supone un punto de inflexión para los que allí estuvimos.

Podía escribir "en caliente", pero en esta ocasión preferí esperar a que el poso de los días me hiciera ver lo ocurrido en Madrid entre el 3 y el 5 de octubre con perspectiva, no queria opinar deslumbrado por los focos de GOOGLE. Pero tengo que decir que su luz aún nos llega pasado el tiempo.

No descubro nada sí digo que lo mejor de estar allí, al menos para mí, no es una acreditación o una insignia. Lo mejor fue la experiencia y la compañía. Desconozco porqué este pequeño maestro de la enseñanza pública, que hasta hace poco estaba escondido en un pequeño pueblo del aljarafe sevillano, despertó algo de interés en una empresa del calado de Google y en un proyecto tan potente como el que tienen destinado para la educación. Pero gracias, gracias por haberme permitido estar tres dias conviviendo con maestros con tantas ideas e inquietudes, con coaches con tanta experiencia, y con organizadores tan volcados en que aprovecharamos cada minuto de esos días. GRACIAS.

Sinceramente, hasta hace unos meses desconocía La Academia de Innovadores de Google, pero estaba ya metido en el itinerario formativo que tienen diseñado y poco a poco los compañeros de este magnifico #ClaustroVirtual me fuisteis animando. Los pasos previos, el obtener el Level 1 y Level 2 no los hice para este fin, los hacía para ver más detalles sobre las herramientas de Google que ya usaba en el aula. Decidí aplicar como el que echa un boleto de lotería, y me tocó un premio de cuya envergadura no era consciente. Y entre los días previos, la estancía en Google y el tiempo que ha pasado puedo asegurar que el premio es gordo, muy gordo.

He recibido un premio que no se puede describir en un artículo. Porque aunque algunos no se lo crean, lo que me ha llegado no es una insignia. Lo que me ha dado Google es la posibilidad de contactar con maestros muchos mejores que yo de los que seguiré aprendiendo gracias a tener la Cohorte de ESP18 en común. Es imposible mencionar a los 35 compañeros, a los coaches y a todo el personal que nos acompañó tanto de Google como de iEducando, pero tampoco es justo que no cite algunos detalles y personas que me traigo de Madrid. Seguro que el resto de compañeros me sabrá perdonar, de todos me traigo algún recuerdo porque este evento no fue para mí una reunión tecnológica, fue sobre todo una Cohorte humana y de experiencias.

Experiencias como viajar con un maestro y encontrarse en Madrid con una forma diferente y mágica de enseñar de la mano de @Charlyexposito1.

Experiencias como la de hablar de tú a tú con @rosaliarte o @dchicapardo, que otras veces tenía al otro lado de un auditorio.

Experiencias como la de desvirtualizar por fin a una gran directora, maestra y ejemplo a imitar por su vitalidad, gracias @mariabarcelo por tu energía.

Toda una experiencia como dejarse guiar por @sabrieo, por su sapiencia y su ritmo. Aunque espero que no lleve mucha razón en sus augurios para mi futuro.

La gran experiencia poder charlar de la educación de nuestra tierra con alguien grande, alguien grande de corazón como @GonzaloETC, qué crack!!

Descubrir que @ManelTrenchs no solo es grande en altura, sino también en experiencias y cercanía. Que hay más innovadores unidos por la causa antiqueso como @sigueacristian, jajaja. Y otras, como @mariafcanteli, dispuestas a cruzar el charco desde USA para aportar todo su positivismo.

Por supuesto, la oportunidad de poner voz y personalidad a @jfeliua y sus rúbricas. Profundizar en los podcast con @davidsantos_a y @serendipium. Seguir profundizando en la educación con el chico de Belfast, @TH_OscarS. Y poner voz a muchos de los que me sirven de inspiración: @HectorPinoC, @hvidal1980, @raulillodiego, @slandete, @franjc2, ...

La gran experiencia de descubrir lo que las redes no me daban, de encontrarme con una gran persona. Una de esas personas con las que uno siempre desea encontrarse y que ahora no quiero perder. Twitter te tenía escondido para mí, pero ya no te escapas, @Borjag18, ¡Eres único!


Y, como no, ¡formar el mejor grupo de baile posible! ¡Los CROMID! Mi equipo durante la Academia y que seguro será ya un grupo para siempre. Gracias @Cristina_c2, @iherga, @diegogd, @oscarabellon, @RaulMindthegap y @nacho_lr por desde antes de ir haceros parte de mi familia, al menos la pedagógica, para mucho tiempo. Seguro que no dejamos las charlas a distancia como las de hoy.